“Nos gozaremos y alegraremos contigo, nos acordaremos de tus amores más que del vino. ¡Con razón te aman! (Cantares 1:4-b)

Se acerca un nuevo año, y por lo general nos trazamos metas. ¿Has pensado en un avivamiento espiritual para tu vida y para tu iglesia? Este avivamiento no va a empezar por el pastor, ni va a empezar por los diáconos o por los líderes; este avivamiento tiene que empezar donde están nuestros pies, por nosotras mismas.

Si comprendiéramos el “DEMASIADO AMOR”  del Señor por nosotras, viviríamos suplicándole con un corazón humilde y agradecido, para que nos conceda tener, a pesar de nuestras torpezas e imperfecciones, una comunión más íntima y madura con él.

¿Te has imaginado lo sublime que debe ser el Trono de Dios? ¿Te has imaginado lo grandioso que debe ser estar a sus pies? ¿Te has imaginado lo que es ver a nuestro amado Señor y Salvador, con sus vestiduras blancas como la nieve, y sus marcas en las manos, pies y costado por amor a nosotras?

Dios nos ha concedido entrar en su presencia por medio de Jesús y nos ve ahora santas y sin mancha por el sacrificio de su hijo. Regocijémonos en sus  tiernos brazos y procuremos avivar el fuego de su amor en nuestros corazones.  

Que en el próximo año, El nos halle llena de frutos, que no seamos como la higuera, que aunque tenía hojas estaba vacía, solo era mera apariencia.  Anhelemos a nuestro amado Señor. Busquemos “al que ama mi alma”. Recuerda que Dios no está perdido, sino que nosotras nos hemos alejado de él.

Proponte en este nuevo año gozarte en su presencia; deleitarte en sus atrios, porque nuestro DIOS ES BUENO, y nuestro DIOS ES MAS QUE SUFICIENTE. ¡¡¡¡Aleluya!!!!

Oración: Amado Salvador, mi alma te bendice, mi corazón te alaba, y mi ser se regocija en tu presencia. Que tu amor arda en mí corazón de modo que cada día sea una experiencia nueva, viva y fresca en tu presencia. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Al Que Ama Mi Alma, DMachín – http://www.youtube.com/watch?v=3WJMxS8vKAw

Compartir
Artículo anteriorSu Inalterable Amor
Artículo siguienteDerramada