¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? (Ester 4:14c)

Todas tenemos alguna tarea que nos disgusta. Cosas que debemos hacer, pero que nos desagrada hacerlas. A mí en particular no me gusta recoger el correo y se me pasan semanas sin ver el buzón. Tanto, que en una ocasión dado que el buzón se lleno, devolvieron toda mi correspondencia y tuve que disciplinarme muy a mi pesar, de recogerla cada 2 días.

Existen tareas difíciles y desagradables. Como en mi caso, nuestra tendencia es a postergar, evitar o dejarlas de lado. Definitivamente esta actitud no es buena porque puede acarrear males peores.

 ¿Qué hacer? En la Biblia tenemos ejemplos que nos pueden servir para sacar algunas conclusiones provechosas, como lo son la historia de:

  •          Ester
  •          Ananías y Pablo
  •          Moisés y Faraón
  •          Abraham e Isaac
  •          Abraham y Sara

Y esto, solo por mencionar algunas entre muchas.

De ellas aprendemos que:

  1. Como dice el refrán “A mal tiempo buena cara”
  2. Debemos enfrentar nuestra tarea con valentía. Dios nos dará la fortaleza necesaria para realizarla
  3. No debemos dudar ni temer. Dios va delante y nos dará gracia
  4. No nos debemos dejar dominar del temor porque nos paraliza e impide obedecer a Dios
  5. Podemos entregarle todo a Dios y sin reservas. El siempre honrara nuestra obediencia
  6. Debemos esperar en el tiempo de Dios
  7. Nuestra vida y nuestros tiempos están en manos de Dios

La mejor solución para las tareas difíciles es salir de ellas cuanto antes. Como dicen por ahí, al mal paso hay que darle prisa. La postergación acumula el trabajo y luego este se vuelve una montaña que parece imposible de escalar.

Demos gracias a Dios por las disciplinas que aprendemos de estas tareas difíciles y desagradables, y recordemos que la diestra de su justicia nos acompaña y fortalece.

Oración: Amado Señor, ayúdame hacer frente a las tareas difíciles y desagradables que tengo. Que pueda hallarle el lado positivo, y buscar la forma de hacerla más atractiva para su realizacion. En el nombre de Jesús, Amen.

Alabanza Sugerida: Un Largo Viaje, MGándara – http://www.youtube.com/watch?v=a3MjIxQk2Mg

Compartir
Artículo anteriorAprendiendo
Artículo siguienteDios Fuerte, Padre Eterno