He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. (Isaías 43:19)

Volteemos la página. En 2 días termina el 2012. Volver atrás solo te producirá estrés.

No es tiempo ya de lamentación o lloro. Es tiempo de mirar hacia arriba, hacia delante, hacia lo nuevo, hacia los próximos 12 meses  que tiene Jesús para ti.

Miremos al 2013 con expectativa, gozo, energía y renovación. El apóstol Pablo nos dice en Filipenses 3:13-14 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”.

Eso es… ¡Prosigamos hacia adelante! Olvidemos ya lo que queda atrás. El 2012 está pasando de vida a muerte, pero el 2013 es COSA NUEVA.

¿Cómo empezar? Isaías 1:18a nos dice: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta…”.

Primeramente, pongámonos a cuenta con el Señor. No permitas que en el 2013 tu cuenta con el Señor empiece en rojo. El ha dicho: “si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18b).  

Segundo, pongamos oído. Isaías 1:19 dice: “Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra”. Esto es, si queremos cosechar buenos frutos y bendiciones hasta que sobreabunden, debemos obedecer a Dios.

Tercero, Isaías 55:2 nos dice: “¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura”.

Amadas, no sigamos gastando nuestro tiempo, energías y dinero en lo que no producirá ganancia para nuestra familia, matrimonio y vida espiritual. Dios quiere hacer algo nuevo en tu vida este nuevo año. Pronto saldrá a la luz. Si te dispones a seguirle de todo corazón y obedecerle, El ha prometido abrir nuevamente camino en tu desierto y ríos en tu soledad.

Oración: Amante Señor, gracias por Tus promesas. Ellas me retan a vivir una vida con propósito, excelencia y obediencia. Sé que de mi depende cosechar las bendiciones. Ayúdame en este nuevo año a tomar los pasos necesarios para bendición de mi vida, hogar, iglesia y sociedad. Que el 2013 este marcado por el énfasis de ser esa “Maestra del Bien” que Tú has intencionado que yo sea. En el nombre de Jesús, Amen.

Alabanza Sugerida: Fija Tus Ojos, Kalimba – http://www.youtube.com/watch?v=bTVL0lbgwSc