¡Acuérdense de la esposa de Lot! (Lucas 17:32)

Es interesante que una mujer tan desconocida en la Biblia sirva como ejemplo de Jesús para los fariseos y judíos. Y en este sentido podemos aprender algunas lecciones de ella. Recordemos:

  • Que la mujer de Lot era Sodomita (es decir de Sodoma).

Esto lo podemos ver porque no es mencionada en los capítulos antes de llegar Lot a Sodoma. Era esposa de un hombre reconocido en Sodoma por cuanto su esposo al llegar los ángeles estaba “sentado a la puerta de Sodoma”. Lot era alguien importante. La mujer de Lot por lo tanto llevaba ese mismo estatus, era una mujer fina, una mujer de importancia, una mujer elegante.

  • Que la mujer de Lot tuvo la oportunidad de ser salva.

Ella tuvo esta oportunidad y fue tan real que los mismos ángeles la tomaron de la mano para sacarla de la ciudad de Sodoma (Gn 19:16), y no los dejaron hasta que salieron fuera de la ciudad e iban encaminándose hacia Zoar (la ciudad donde se habrían de refugiar).

  • Que la mujer de Lot tuvo un encuentro con ángeles.

Ella literalmente hospedó ángeles en su hogar. Muchos se maravillarían de eso. El hecho de que ella haya hecho algo por un ser angelical no aseguraba ni significaba nada en cuanto a su salvación.

  • Que la mujer de Lot actuó a espaldas de su marido.

En Gn 19:26 leemos “Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espadas de él, y se volvió estatua de sal”. La mujer de Lot actuó a escondidas. Hizo algo a espaldas de Lot. Ella sabía la orden que los ángeles habían dado y por lo tanto sabía que Lot tal vez iba a contradecirle si ella le contaba su deseo de lo que iba a hacer. Ella rompió el orden de Dios en que la mujer debía someterse a la autoridad y liderazgo de su marido. Quiso ocultar sus hechos ante los ojos de él.

Hermanas, no hagamos las cosas a espaldas de nuestros maridos. Lo más vergonzoso que puede haber en un matrimonio es que una mujer viole la confianza que su marido la ha depositado y haga cosas a espaldas de él. Está violando los votos sagrados del matrimonio de lealtad, confianza, y honestidad… Y esto Dios lo va a juzgar.

  • Que la mujer de Lot afectó a su familia.

En Gn 19:30-38 vemos una escena horrenda de incesto en que las hijas de Lot tienen relaciones con su padre para quedar embarazadas y así tener descendencia. ¿Pero, donde estaba la esposa de Lot? Ella había quedado en la carretera que salía de Sodoma hacía Zoar convertida en una estatua de sal. Estaba inmóvil, incapacitada, sin poder hacer nada por el pecado tan grave que estaba por ocurrir.

Hay muchas mujeres en el día de hoy que reflejan en su carácter y conducta que se han convertido en estatuas de sal. En lugar de profesar piedad, santidad, pureza y quietud de espíritu, ahora al pasar reflejan vanidad, lascivia, prepotencia, falta de oración, desprecio a la autoridad del marido en el hogar y desprecio a la autoridad del pastor en la iglesia. ¡Cuidado hermanas! Todo lo que sembramos eso también segaremos.

Que el Señor pues nos ayude a reflejar cada día el andar de una Maestra del Bien.

Oración: Gracias Padre porque a través de Tu Hijo somos salvas. Que nunca el enemigo ponga en nuestro corazón el deseo de volver de donde nos rescataste. En el nombre de Tu Hijo, Amén.

Alabanza Sugerida: Vuelve a Llamar, JAR – http://www.youtube.com/watch?v=JXFsaotgEFI