“Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella, diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos.” (Lucas 19:41-42).

Aunque para el mundo y aun Palestina, la vida y muerte de Jesús no fue considerada importante, suscitó todo tipo de pensamientos y reacciones, e indiscutiblemente afectó la vida de innumerables personas.

  • Algunos, como los ancianos del pueblo, los principales sacerdotes y los escribas estimaron que debían sacarlo de circulación (Mt 26:3) dado que el número de sus seguidores era cada vez mayor (Mt 21:8, 26:5).
  • Otros de Jerusalén, Galilea y las aldeas alrededor estaban desilusionados puesto que Jesús escogió morir en lugar de destruir a sus gobernantes y principales sacerdotes (Lc 24:21).
  • Un buen número creyó que su muerte en la Cruz fue el mayor fracaso y la peor vergüenza. Historiadores aseveran que aun algunos de sus discípulos  prefirieron no hablar del tema por un tiempo.
  • Y hoy muchos ignoran y desestiman el valor de la historicidad de la muerte de Cristo, y las implicaciones para su vida.

Sin embargo y en contraste:

Para el Centurión y los que con él guardaban a Jesús, “este era verdaderamente el Hijo de Dios” (Mt 27:54).

Y para Dios Padre, su vida y muerte tenían un significado y valor incalculable. El es la ofrenda por el pecado y el pecador. El Cordero inmolado que quita el pecado del mundo. El Amado en quien tiene complacencia.

¿Y para tí… qué significa Jesús… cual es su valor? De tu respuesta dependen muchas cosas.

Oración: Padre, gracias porque Cristo es la propiciación por mis pecados, y mi Señor y Salvador. Gracias porque mis ojos pueden ver, y han visto que él es mi paz con Dios. ¡Alabado sea su nombre para siempre!

Alabanza: De Tal Manera, AZavala – https://www.youtube.com/watch?v=9nhgGY46tlk

Violeta Guerra Maestras del Bien – Derechos Reservados © 2016 –www.Maestrasdelbien.org