Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada,..” (Rom 1:28)

¿Conoces es el gran problema de la humanidad? ¡No tomar en cuenta a Dios!

No tomar en cuenta a Dios es dejar de cumplir el primer y más importante mandamiento. Y esto:

Primero, es el pecado que separa al hombre eternamente de Dios.

No es el pecado hacia el prójimo (2do mandamiento) el que nos separa de Dios. Por lo que no hacerle daño al prójimo, no salva a nadie, sino el no rendirle nuestra vida a Cristo.

Segundo, nos proporciona una mente reprobada.

La persona que no toma en cuenta a Dios tiene una mente depravada, perversa, llena de injusticia y de malignidades (Ro 1:28-31).

Dios considera este pecado inexcusable (Ro 1: 20, 2:1) y digno de condenación puesto que quien no toma en cuenta a Dios, aunque profesa ser sabio, en realidad se ha hecho necio envaneciéndose en sus razonamientos, y dándole el honor y lugar a las criaturas que solo corresponde al Creador. (Ro 1:21-22, 25).

Mas el apóstol Pablo nos da la solución a este mal. El nos manda a “renovarnos en el espíritu de  nuestra mente” (Ef 4:23), cosa que solo es posible mediante el arrepentimiento, la confesión de pecados, y la aceptación de Jesús en nuestro corazón.

Amadas, necesitamos tomar en cuenta a Dios para que nos de una mente renovada y equilibrada. Es muy fácil. Solo tenemos que hacer Su voluntad y gozaremos de paz, gracia y esperanza (Ro 5:1-2).

Oración: Perdóname Padre por obviarte en muchas de las áreas, decisiones y actividades de mi vida. Hoy quiero considerar la oferta de tomarte en cuenta y rendirte mi ser. Quiero vivir para Tí.  En el nombre de Jesús. Amén.

Alabanza: Hoy Te Rindo Mi Ser, CFreidzon – https://www.youtube.com/watch?v=CEAIkurygeE

Violeta Guerra Maestras del Bien – Derechos Reservados © 2016 –www.Maestrasdelbien.org