Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos,..” (3 Juan 1:5).

En el corazón de América Central y bordeado al sureste por Nicaragua, al suroeste por El Salvador y al oeste por Guatemala se encuentra la República de Honduras; un país de montañas, altas planicies y valles. Rico en recursos naturales; minerales, café, frutas tropicales y caña de azúcar, encontramos su más rico tesoro en su gente. Honduras es un país conformado de personas hospitalarias, serviciales y humildes, pero a la vez de firmes convicciones y un profundo calor humano.

Aunque el catolicismo romano actualmente se adjudica un 85% de la fe de la nación, el pueblo evangélico ha causado un gran impacto sumando cada día grandes cantidades de convertidos a sus filas. Es extraordinaria la labor que en medio de una sociedad en crisis está realizando el pueblo de Dios en este encantador terruño. “Más cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia” (Ro 5:20).

Este pueblo cuenta con una fe viva y una voz vibrante que se alza por encima de la pobreza, la violencia y la incertidumbre, brindando esperanza, consuelo y dirección. Es realmente admirable su fervor y el servicio que prestan a los santos, y a su nación por medio del evangelio.

Hoy quisiera elevar acción de gracias por Honduras. Un pueblo luchador que no se ha dejado vencer ni definir por el mal que toca a su puerta. Doy gracias porque sus oídos permanecen atentos y sus corazones sensibles a la dirección del Espíritu. Y rindo tributo porque han rehusado endurecerse o resignarse por causa de la maldad. “Debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es digno, por cuanto vuestra fe va creciendo, y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás” (2 Ts 1:3).

Oración: Gracias Padre por Tu fidelidad y la de mis hermanas en Honduras. Te pido la paz de esta nación. Extiéndeles Tu gracia. Bendícelos Señor. Bendice a CCI. Gracias por su calor humano, y por la hospitalidad de aquellas que muchas veces sin saberlo han hospedado ángeles. Gracias porque todo cuanto hacen es por amor a Tí. En el nombre de Cristo. Amén.

Alabanza: Te Pido la Paz, JMurrell  – https://www.youtube.com/watch?v=Tdb19v-7Nw4

Violeta Guerra para Maestras del Bien – Derechos Reservados © 2016 –www.Maestrasdelbien.org