Así que procuremos lo que contribuye a la paz y a la edificación mutua” (Romanos 14:19).

Hace unos días mi familia fue invitada a almorzar a casa de unos familiares. Cuando llegamos todavía estaban  preparando el almuerzo y me pidieron  probar la salsa para la pasta que nos hacían.

Mi primera impresión fue que no era como la que acostumbro hacer en casa y me vi tentada a decir que le faltaba un toque de esto y que le sobraba un poco de aquello. Justo antes de expresar mi opinión de desacuerdo, por supuesto; sentí en mi corazón que no debía ser tan exigente y que debía darme la oportunidad de ser flexible y probar una receta diferente.  El resultado final fue una rica lasagna, no como la hago yo, pero definitivamente deliciosa.

Cuantas veces asumimos que las cosas deben hacerse como nosotras lo creemos y no aceptamos opiniones ni ninguna modificación a nuestro patrón. El resultado final es rigidez y control, y un ambiente que no nos satisface ni a nosotras mismas. Que diferente son las cosas cuando podemos confiar en el criterio de nuestros relacionados y les damos un voto de confianza.  Ellos fluyen y nosotras somos sorprendidas con la  cantidad de talentos que hay a nuestro alrededor. Somos inundadas de paz y liberadas de una carga que nos hemos impuesto nosotras mismas: controlarlo todo, para hacerlo perfecto.

Amadas hermanas, seamos flexibles y probemos un patrón diferente de vida. Dios es un Dios de oportunidades. Un Dios clemente y misericordioso.  Sigamos su ejemplo. Vivamos vidas sencillas, sin pretensiones de ser todopoderosa, más bien reconozcamos nuestra debilidad y llevemos nuestros anhelos al trono de gracia.  Dejemos a Dios la tarea de controlar el mundo y ocupémonos de nuestra salvación y la de nuestra casa.

Oración: Señor gracias porque Te acordaste de nosotras, cuando estábamos lejos y no nos parecíamos en nada a Tí.  Ayúdanos a no ser tan exigentes y a tolerar las debilidades de nuestros semejantes. Permite que cada día busquemos parecernos más a Tí. En Cristo te lo pedimos.  Amén.

Alabanza: El que habita al abrigo de Dios, SGreen – https://www.youtube.com/watch?v=Nr1XgK9TV2c

Belinda Castellanos para Maestras del Bien ©2016 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org

Compartir
Artículo anteriorLo Que Soy
Artículo siguienteAmar Al Prójimo