“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.” (Mateo 6:34).

¿Afán por el día de mañana? Cada día está tan cargado de afanes que no nos permite pensar en el día mañana hasta que por fin llega.

Sabrás que estás sobregirada de afanes si has dejado de lado: tu tiempo devocional, orar, estudiar la Palabra, congregarte fielmente, ejercitarte, dormir bien, y comer debidamente y a tiempo.

Si tienes dificultad en alejarte de tus aparatos electrónicos en las noches o durante el fin de semana, es porque éstos han dominado y saturado tu vida a tal grado, que estás espiritualmente a punto de quedarte sin carga.

Interesantemente el día de mañana no es un problema para la mayoría de nosotras, sino el día de hoy. Hoy estamos cargadas, saturadas, afanadas, abrumadas, y por consecuencia desintonizadas de Dios.

El trabajo se ha convertido para muchas en la mejor excusa para desatender sus responsabilidades espirituales. Pero el trabajo es la peor excusa para justificarnos delante de Dios. El nos ha dicho:

  1. Mas buscad primeramente el reino de Dios (6:33)
  2. No os afanéis (6:34a)
  3. Bástale a cada día su propio mal (6:34b)

Amada, vivimos afanadas primeramente, porque estamos alejadas de Dios. Segundo, porque no confiamos en él. Y tercero, porque estamos obrando en nuestras propias fuerzas. Si quieres ser productiva, gozar de paz, y tener descanso, Jesús ha dicho: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. Aprendamos de él.

Oración: Padre perdóname por usar mi trabajo como pretexto para descuidar mi vida espiritual, mi casa y mi familia. Te daré el primer tiempo de mi día, me congregaré fielmente, me iré a casa a tiempo, y me desconectaré electrónicamente al entrar por la puerta de mi casa. Renueva mis fuerzas, da paz a mi mente y corazón, y plenitud a mi espíritu. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Es Tu Amor, LGoodman – https://www.youtube.com/watch?v=BIRFc7dP7Rk

Violeta Guerra para Maestras del Bien – Derechos Reservados © 2016  – www.Maestrasdelbien.org