;.. con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;..” (Colosenses 1:9-12).

Tres cosas que formaban parte de las disciplinas importantes; fijas e intencionales de la vida del apóstol Pablo eran:

  1. La oración
  2. La enseñanza y
  3. La acción de gracias

En cuanto a la acción de gracias, era la oración y el deseo de Pablo que:

  • Diéramos gracias en todo , y

En cuanto al gozo que:

  • Siempre estuviéramos gozosas

La base del agradecimiento y el gozo son las bendiciones que en Su voluntad el Señor nos concede a diario.

El gozo y la acción de gracias van mano en mano. Cuando damos gracias a Dios en todo, él nos llena de gozo. Por otro lado, el gozo es un fruto del Espíritu (Gál 5:22), y el resultado de un corazón agradecido de saber que nuestra vida está en las manos de Dios, y que toda buena dádiva procede de él.

Pero tambien, el gozo es el fruto que experimentamos cuando tenemos comunión con Dios a través de la oración y nos deleitamos en Su Palabra. En salmista decía: “Por heredad he tomado tus testimonios para siempre, porque son el gozo de mi corazón” (Salmos 119:111).

Finalmente, Colosenses 1:9-12, el Salmo 119:111 y 1 Tesalonicenses 5:16-18 nos muestran la conexión que existe y el resultado que producen, la relación entre las disciplinas; Oración, Escritura y Gozo:

  • Un corazón fortalecido, agradecido, y siempre gozoso

Oración: Padre gracias por enseñarme que el secreto de una vida agradecida y gozosa es una comunión intima Contigo a través de la oración y lectura de Tu Palabra. Eso haré fielmente. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Gracias, Peregrinos & Extranjeros – https://www.youtube.com/watch?v=AtIjk8WjgXA

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2016 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org