“¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3:3)

“Dime con quien andas y te diré quien eres” es un famoso refrán que indica que de acuerdo a tus amistades te juzgarán los demás.

En 2da de Crónicas vemos la historia de la mala influencia que ejerció sobre el rey Josafat, su amistad con el perverso de Acab, el cual fue uno de peores reyes del reino del norte.

Si leemos la historia, el rey Josafat no compartía las mismas creencias ni opiniones que Acab. Sin embargo, arrastrado por esa dañina amistad va a la guerra en la cual presentó amenazas de muerte, pero Dios en su inmensa misericordia lo libró.

Nosotras muchas veces nos dejamos llevar por las amistades con el mundo y nos envolvemos en las prácticas mundanas de ellos, por lo cual somos amonestadas por Dios, al igual que Josafat.

Por eso pregunto: ¿con quien te estás reuniendo? ¿Quiénes son tus amigas? ¿Hablan tus amistades de Cristo, de su amor, de su sacrifico, y de su obra en sus vidas? ¿Está acorde a las Escrituras algún consejo que te ha dado tu amiga?

Si no es así, aléjate, porque hay caminos que aparentan ser perfectos pero su fin es dolor y perdición.

Oración: Señor, quiero dar fruto conforme a los principios biblicos. Quiero amar al pecador pero sin asociarme con sus pecados y estilo de vida. Ayúdame a escoger amistades que sean de provecho espiritual, y me ayuden a crecer en santidad y justicia. En el nombre de Jesus, amen.

Alabanza: Tuyo Soy, En Espíritu y En Verdad – https://www.youtube.com/watch?v=9no_zg2Tl5U

Bilkys Campusano de Díaz para Maestras del Bien ©2016 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org