Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria” (Salmo 20:7).

En medio de una política incierta y cada vez más hostil y negativa, en donde claramente reina el príncipe de este siglo, viene a mi pensamiento las palabras del Salmo 20:7.

Qué error es mirar a los gobernantes y pensar que de ellos vendrán días mejores. Qué error es esperar en ellos, y poner en ellos nuestra esperanza.

El Salmo 20:7 establece claramente la diferencia que existe entre ellos y nosotras.

  • Ellos confían en lo terrenal.
  • Nosotras confiamos en el Señor.

La esperanza de ellos está en el poder y la fuerza. Pero en cuanto a nosotras: “Nuestra alma espera a Jehová; nuestra ayuda y nuestro escudo es él. Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, porque en su santo nombre hemos confiado” (Salmo 33:20-21).

Que refrescante es, cuando nos llenamos de incertidumbre y el Espíritu Santo nos consuela y fortalece trayendo a nuestra memoria la Palabra de Dios. Sí, de él tendré yo memoria siempre, y en su santo nombre confiaré.

Oración: Padre gracias por la paz que llena mi ser cuando el Espíritu trae a mi mente Tu Palabra. Gracias porque en Tí y solamente en Tí está acallada mi alma. Te doy gracias porque tengo a un gobernante Santo, Recto y Puro en quien puedo confiar. Por Cristo Jesús, amén.

Alabanza: Alzaré Mis Ojos, MWitt – https://www.youtube.com/watch?v=Xr6Q-y4WpkI

Violeta Guerra para Maestras del Bien – © 2016 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org