Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. (Génesis 2:24)

Que dos personas se fundan y conviertan en “una sola carne” es un misterio de Dios (Ef 5:32), pero es el ideal y cometido de Dios para el matrimonio.

La fusión en una sola carne implica un solo sentir, un solo pensamiento, un solo cuerpo, y un solo objetivo. Ser una sola carne es clave para la resolución de problemas, para enfrentar las luchas de la vida, para la toma de decisiones, y para la buena salud del matrimonio. La fusión o indivisibilidad mantiene ademas la integridad, la unión y funcionalidad del matrimonio.

El principio para llevar a cabo y mantener un buen matrimonio es la fundición de ambos cónyuges en un solo espíritu con Dios, y en una sola carne entre si. Cualquier otro concepto, pretensión o modelo hace imposible que el matrimonio funcione saludablemente y permanezca. Por esto,

  • Ambos cónyuges deben cristianos (2 Cor 6:14)
  • Dios debe ser el Rey de sus vidas (Mt 22:37)
  • Su obediencia a la Palabra debe estar por encima de todo (Hch 5:29)

Amada, si tu matrimonio está en problemas, revisa estas áreas. De seguro que en la raíz del problema una o mas de estas tres áreas está faltando, y ellas mismas son la respuesta a la solución.

Oración: Señor, qué profundo el significado expresado en ser una sola carne, y cuan importante para la estabilidad del matrimonio y la sociedad. Ayúdanos a tomar consciencia, a tratarlo con el debido respeto y a protegerlo. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Mi Vida Sin Ti, JARomero – https://www.youtube.com/watch?v=BFP_jCFDxWI

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2016 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org