¿Cómo renovar nuestro pensamiento?

Primero:  Pongamos atención a las “voces” que escuchamos dentro de nosotros cuando estamos en ciertas situaciones, cuando estamos frente al espejo o incluso cuando vienen de otra persona.  Analicemos: ¿De dónde vienen?

Indudablemente las acciones y palabras de Dios hacia sus hijos son siempre de naturaleza redentora.  Cualquier pensamiento que nos acose con tendencias a destruirnos tanto moral como físicamente no viene de Él. Aquella vocecita que te dice que eres fea, torpe, bruta, buena para nada, que no hay esperanza para tu situación, que por más que trates no podrás, y asi sucesivamente.  Puede que también escuches todo lo contrario y tengas una imagen inflada de ti misma.  Ninguna de estas voces proviene de tu Hacedor.

Mírate en el Espejo de la Palabra de Dios.  En 1ra Corintios 2:16, el Apóstol Pablo escribe: “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Más nosotros tenemos la mente de Cristo.  Si. Nos ha dejado su Palabra, para que le conozcamos más a fondo.  La Palabra de Dios es mucho más que un simple libro de auto ayuda o de positivismo:  No se enfoca en el “yo” para que nos vanagloriemos, sino que se enfoca en que sea Dios glorificado en nuestra vida en todo tiempo.

Segundo: Como consecuencia de lo anterior, sustituyamos aquellos pensamientos con versículos Bíblicos.  Es increíble el “arsenal de guerra” que podemos acumular memorizando versículos Bíblicos de los cuales podamos echar mano en el momento necesario.  Recordemos que:

…la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos  4:12)

Hay Poder en Su Palabra. Poder para cambiar tu manera de pensar aunque muchas veces no cambie tu situación.

Amada, Haz un compromiso hoy de volver al Libro. Echa mano de toda la armadura de Dios.  Colócate diariamente el Yelmo de la Salvación (Efesios 6:17).  Es la única manera de ganar en el campo de batalla de nuestra mente, que es el lugar en que el adversario nos ataca sin piedad.

Como siempre, agradecemos tus comentarios y participación.  Déjanos saber si estos escritos han sido de bendición a tu vida.  ¡Esperamos que así sea!

¡Dios te bendiga!

Selah

  • Claudia Shaw

    Hola! Siempre me bendicen sus post!
    Es tan cierto que cuando estamos frente a un espejo aflora toda clase de pensamientos… No siempre buenos. Y tiene que ver con nuestra autoestima, o nada, o súper inflada. Pero que hermoso es cuando hemos superado eso a través de la palabra de Dios! Entendí por fin que no puedo estar en desacuerdo con mi creador, que el espejo de su palabra es mi mejor y único filtro para los pensamientos negativos. ¡Y memorizar vesículos es una herramienta poderosa! Estoy en ese proceso y a lo mejor dure toda mi vida… Pero por fin entendí que no se trata de mí, sino de traer gloria a su nombre.
    Dios las bendiga mis maestras del bien.

    • Larissa Sosa VanHorn

      Dios te bendiga tambien hermana Claudia. Eso! Echa mano de tu armadura y sobre todo de la dspada del Espiritu! Se bendecida!

  • Gloria Gonzalez Campos

    Gracias hhas una reflexión que llega en el momento indicado.
    Dios les bendiga.

    • Larissa Sosa VanHorn

      Amen mi hermana. Bendiciones!

  • Jennifer Andrea Duque Paredes

    Hermosa reflexion.. para avivar nuestra mente y corazon en la busqueda incesable de correr siempre a la palabra de Dios que nunca cambia, es toda verdad y vida eterna.

    • Larissa Sosa VanHorn

      Gracias hermana Jennifer! Nos alegra saber que ha sido de bendicion para usted.