Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado,..” (2 Timoteo 2:15a)

Es el momento indicado mientras preparamos a los hijos para regresar a clases, de paralelamente avivar y preparar nuestra vida espiritual en la escuela de Cristo. Aprovechemos estos consejos de Julia Bettencourt haciendo un paralelo de consejos espirituales que nos serán de mucha utilidad y provecho personal.

Acostarnos a una hora apropiada y Descansar en el Señor (Mt 11:28)

El descanso físico es vital para nuestra salud y rendimiento. Acostémonos a una hora prudente y entreguemos todas nuestras cargas en manos del Señor. “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar“.

Desayunarnos y Hacer nuestro devocional diario (Sal 5:3)
El desayuno es la comida más importante del día, por ello necesitamos iniciar el día con un tiempo en la Palabra y la oración. “Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti y esperaré“.vida (Lc 11:28)

Nada funciona bien sin orden. Por ende, debemos seguir las instrucciones bíblicas si queremos que nuestra vida marche bien. “¡Antes bien, bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la obedecen!

Desarrollar buenos hábitos de estudio y Estudiar la Biblia (2 Tim 2:15)
La consistencia es vital para el progreso. Hagamos un estudio habitual y consistente de la Palabra. “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad“.

Esforzarnos y Darle lo mejor a Cristo (Col 3:23-24)
Debemos trabajar para alcanzar nuestras metas y trabajar con excelencia para Cristo. “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres, sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís“.

Desarrollar buenas amistades y Congregarnos fielmente (1 Jn 1:7)
Una vida no puede desarrollarse sanamente sin amistades. Para ello, asistamos regularmente a la iglesia. “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre,..

Conocer los profesores y Conocer más a Cristo (Fil 3:8)
Nuestro éxito depende de las expectativas del profesor. Solo conociendo a Cristo podemos agradarle. “Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor“.

Oración: Señor, ayúdanos a ser estudiantes disciplinadas de modo que sepamos conducirnos, y estemos preparadas cuando lleguen las pruebas, con toda la armadura de Dios. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza: Me Dice Que Me Ama, JAR – http://www.youtube.com/watch?v=5OLXLZwn0bA

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2017 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org -Publicado originalmente 8-18-2013

Compartir
Artículo anteriorEl Me Ve
Artículo siguienteRodeados De Misericordia