Vancouver, Canada

Misionera Canadiense encomendada a la obra del Señor en Santo Domingo, República Dominicana en 1947 por más de 40 años. Su vida tranquila y consistente como creyente fue la contribución más poderosa y duradera en la obra del Señor.

Edith fue una estudiante diligente de la Biblia con una biblioteca amplia contribuyendo regularmente en el ministerio de la enseñanza con las mujeres. Al llegar al país comenzó a desarrollar su ministerio a través de Prensa Bíblica con Luz y Vida y El Alba. Fue iniciadora junto a otros hermanos de las Escuelas Bíblicas de Verano, impartía clases de Escuela Dominical para jóvenes y administró el proyecto Compasión International. Quizás su interés más especial fue la revista que ella había preparado para niños.

Last modified en