Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios,.. (1 Pedro 2:9)

A los judíos les interesaba mucho las genealogías, pues eran sumamente celosos de su linaje. Para ellos, la pureza del árbol familiar y la raza era importantísima. A esto debemos su antipatía hacia los samaritanos, dado que no eran judíos de raza pura y practicaban una religión mixta.

La precisión y preservación de estas listas garantizaba el derecho de la sucesión:

  1. Al trono
  2. El sumo sacerdocio
  3. La dirección de la tribu o casa patriarcal, y
  4. La pertenencia al pueblo escogido

Esta genealogía en particular, es de especial importancia tanto para judíos como creyentes dado que contiene información y enseñanzas de profundo valor. En primer lugar encontramos 3 listas de 14 que van de la opulencia a la pobreza. Ella traza el orígen, la progresión y decadencia, y el eclipse del árbol familiar.

De ese árbol eclipsado quedó la cepa, de la cual brotó un retoño (Jesucristo) que se convirtió luego en un gran árbol (Is 11:1, Ro 15:12). Interesantemente en ese árbol encontramos hombres y mujeres, buenos y malos (Joram, Acaz, Amón), judíos y extranjeros (Tamar, Rahab, Rut), ricos y pobres (José y María).

De la genealogía de Mateo aprendemos que:

  1. Dada la decadencia, queda excluída toda jactancia judía de gloriarse en la carne
  2. La salvación viene de arriba y no de abajo
  3. Jesús “es” el Mesías esperado para la redención del hombre
  4. Todos; buenos y malos tienen necesidad de la gracia de Dios
  5. Jesucristo es el Salvador del mundo; judío y griego, esclavo o libre, varón o mujer. Así pues todos tenemos el mismo acceso a la salvación en Cristo. (Gal 3:26-29)
  6. En Cristo hay misericordia para todos los que de corazón sincero se refugian en él
  7. Esta genealogía presenta de manera magistral el plan de salvación

Oración: Padre Bendito, Tu Palabra nos alumbra con claridad meridiana. Quedamos atónitas y caemos de rodillas ante Tí. Cuántas enseñanzas de pasajes aparentemente sobrados. Gracias porque Cristo es la raíz de David, el Rey sempiterno y Salvador de mi alma. ¡Gracias porque soy parte de Tu linaje escogido! En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Solo a Ti, MGandara y AZavala – http://www.youtube.com/watch?v=fY-fTuaRqA0