Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.(Isaías 9:6)

La Navidad es época de nostalgia para muchas personas, es el tiempo de recordar amigos y familiares que están lejos de nosotras. Es la estación de recordar momentos hermosos vividos en el pasado, y es la época para sentir la ausencia de personas amadas.

¿Sabías que Dios a través de su Hijo nos regaló la mejor compañía que podemos tener? El Señor Jesucristo vino a este mundo con el deseo de vivir en nuestros corazones para ser nuestro Dios, nuestra más fiel y tierna compañía, y nuestro mejor amigo.

¿Te gustan las luces de navidad? Nuestros Dios Resplandece, él es ADMIRABLE. ¿Estás falta de un buen consejo? Jesús quiere ser tu CONSEJERO por excelencia. ¿Sientes que tu vida desfallece? Aférrate a los poderosos brazos del Salvador, él es nuestro DIOS FUERTE. ¿Extrañas a tus Padres en estas navidades? Dios quiere ser tu padre, tu PADRE ETERNO, aquél que te consentirá, cuidará y amará por toda una eternidad. ¿Tu vida es un caos, llena de problemas, colmada de  intranquilidad? Jesús es el PRINCIPE DE PAZ. El no nos garantiza la ausencia de dificultades, pero si estar con nosotras en medio de ellas, para darnos la paz que solo él puede dar.

Si dejamos que él habite en nosotras, esta y todas las demás navidades serán de regocijo,  porque tendremos siempre al mejor y más fiel amigo a nuestro lado; aquel que nunca falla, aquel que nunca nos dejará.

¿Qué esperas para rendirte a los pies del Salvador?  Acepta en esta navidad el mejor regalo que puedas recibir, el regalo eterno de la salvación.

Oración: Amado Señor, gracias hacer morada entre nosotras. Gracias por el hermoso regalo que es Jesucristo; nuestra salvación, Gracias por estar conmigo todos los días hasta el fín. En Cristo Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Tú Eres Mi Amado, GEspinoza – http://www.youtube.com/watch?v=iaHXwOw0PTU