Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.” (Rut 1:16).

Es de todas conocida la historia de Rut. Una mujer del pueblo de Moab se casa con un hombre judío, hijo de una mujer llamada Noemí. Esta enviuda y tiene que tomar la decisión más grande e importante de su vida; si quedarse en su tierra con su parentela o iniciar una nueva vida con su suegra Noemí.

Ahora bien, Rut no solo tenía que tomar la decisión de mudarse de su pueblo, su decisión más importante era aceptar y creer en el Dios verdadero en el cual creía Noemí. Esta decisión fue la que cambió su vida por completo, y le brindó la oportunidad de alcanzar salvación y tener una vida plena y felíz.

Muchas veces me pregunto ¿qué acciones o cambios debo realizar en mi vida para que realmente mi paso por este mundo sea pleno y lleno de gozo? Y al meditar en eso, pienso en el verso: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

Buscar las cosas de Dios, andar en Sus caminos y cumplir Su voluntad es lo que definitivamente cambiará nuestra historia personal de altas y bajas en una hermosa historia como la de Rut, llena de propósitos cumplidos y muchas bendiciones.

Si aun no conoces a Dios recuerda que esa fue la primera y gran decisión que tomó Rut. Conocer al Dios verdadero y alcanzar salvación y vida eterna. Y si ya lo conoces, que esperas para honrarle y permitirle que cumpla el plan perfecto para el cual fuiste creada. Pídele de corazón que te de fortaleza y voluntad para empezar a agradarle “hoy”.

¡Detrás de una gran historia de vida, siempre habrá grandes decisiones tomadas!

Oración: Padre, ayúdame a buscarte con sinceridad y a realizar los cambios que en mi vida sean necesarios para que cumplas Tus propósitos en mí. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Mi Universo, JAR – http://www.youtube.com/watch?v=n5ADQoksyuo