Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable. (Eclesiastés 10:1)

Una locura, una mala decisión arruinó todo, y sin saberlo Eva dio pie al movimiento feminista. Su decisión ha repercutido para mal a través de toda la historia. Tanto así, que al hablar de Eva lo primero que viene a la mente es:

  • El árbol prohibido
  • Desobediencia
  • Caída

Desde entonces… nos encanta lo prohibido, nos rebelamos ante la autoridad, y nos encanta tomar nuestras propias decisiones sin consultar y sin que nadie nos contradiga.

Fue siguiendo el pobre ejemplo de Eva, que un grupo de mujeres “astutas” formaron el llamado movimiento feminista; reforzando y propagado su mala decisión y proceder. La fuerza de este movimiento – que ha saturado las mentes de generación en generación de la liberación femenina – se ha hecho evidente en todas las facetas y áreas de la vida.

Es aquí cuando vemos el cumplimiento del refrán que dice: “Para que triunfe el mal, basta que el bien no haga nada”. Santiago 4:17 dice: “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. El resultado ha sido una sociedad atestada de todo tipo de males (Romanos 1:22-31).

Afortunadamente aun no es el fin. Pablo nos asegura que la Biblia “es útil para enseñar, redargüir, corregir e instruir en justicia” (2Tim 3:16). Digamos ¡No! al ejemplo de Eva y movimiento feminista. Retomemos la batuta y formemos un ejército de Maestras del Bien que transmitan la enseñanza de Tito 2:3-5 de generación en generación en nuestros hogares, escuelas dominicales y reuniones femeniles. ¡Dios tiene la última palabra!

Oración: Amado Padre, perdóname porque yo también he cometido “una pequeña locura” al no ser una Maestra del Bien enseñando a las mas jóvenes su valor, posición y rol como mujer. Gracias porque Tu Palabra que es viva y eficaz me ha reprendido y corregido. Hoy me comprometo a realizar las funciones de una Maestra del Bien en mi hogar e iglesia. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Es Tiempo, Forgiven – http://www.youtube.com/watch?v=Tvyfunh9B-U

Compartir
Artículo anteriorLa Esposa de Lot
Artículo siguienteJill Briscoe, 1934