Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. (Lucas 2:19)

La mayor sabiduría de María se manifestaba en su disposición de “callar”. Una virtud difícil y escasa entre nosotras las mujeres quienes nos caracterizamos por hablar demasiado.

Cualquiera pensaría que con la importancia que tiene el haber sido la madre de Jesús-hombre, mínimo tenía que haber un libro en la Biblia escrito por María, y que ésta tendría mucho más relevancia en las Escrituras, pero lo cierto es, que es todo lo contrario. Ella brilla por su silencio.

María se destacó mas por callar que por hablar. Esto demuestra que no siempre tenemos que llevar la voz cantante para sobresalir o hacernos sentir. La humildad sigue siendo una virtud preciosa y el silencio a menudo es mucho más elocuente que las palabras.

Por segunda vez en Lucas se nos dice que María “guardaba todas las cosas en su corazón” (2:51). Amadas, la reflexión es el examen detenido que hace el alma de una cosa. Esto hace de ella una disciplina necesaria e importante en nuestras vidas. El hecho de analizar las cosas detenidamente, nos lleva a aquietarnos en la búsqueda de respuestas, a profundizar, y sobre todo nos impide obrar impulsivamente y a la ligera. A María le dio muy buenos resultados. Y si bien es cierto que su alma fue traspuesta de dolor, su corazón jamás fue conmovido.

En medio de un mundo tan agitado donde no tenemos tiempo ni para pensar, es cuando más se necesita desarrollar un carácter reflexivo.  Muchos son los beneficios de un alma reflexiva, sobretodo que nos permite el tiempo de buscar la dirección de Dios, esperar en él, escucharle y tomar mejores decisiones. Tomémonos entonces el tiempo para pensar y meditar las cosas. Aprendamos de esta mujer, virtuosa en numerosos aspectos de su vida y dignos de imitar.

Oración: Señor Amado, Ayúdame a tomar las cosas con mayor serenidad y permitirme el tiempo de reflexionar “antes” de decidir. Que pueda yo desarrollar un carácter reflexivo como el de María. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Con Mis Manos Levantadas, DMontero – http://www.youtube.com/watch?v=r2vAYR7xFLs