Había en Maón un hombre muy rico, dueño de mil cabras y tres mil ovejas, las cuales esquilaba en Carmel, donde tenía su hacienda.  Se llamaba Nabal y pertenecía a la familia de Caleb.  Su esposa, Abigaíl, era una mujer bella e inteligente; Nabal, por el contrario, era insolente y de mala conducta. (1Samuel 25: 2-3)

¿Has conocido a alguna mujer sobre la cual te has preguntado: “No se como es que fulana de tal, una mujer tan buena, bella e inteligente se haya casado con un tipo como ese”?  O lo que es peor… Nos hemos preguntado: ¿pero que le vio esa mujer tan buena a un tipo tan grosero como ese?

La Biblia no nos da estas respuestas en la historia de la bella Abigaíl. Podríamos suponer que ha de haber sido obligada a entrar en este matrimonio. O puede que el insensato de su marido abusando de su poder y riqueza haya hecho presión a su familia para que le concedieran la mano de la joven.  No sabemos a ciencia cierta. Lo que sí sabemos, es que   esta mujer a pesar de su belleza e inteligencia, teniendo todas las excusas del mundo para dejar a su marido, permanecía aun a su lado.

Abigaíl, no solo era bella e inteligente,  algo más adornaba y resaltaba en su carácter: Era una mujer fiel al voto matrimonial que había hecho, independientemente de la forma en que entró en el mismo. En nuestros días, lo más común es que una mujer se agarre de cualquier excusa para romper un matrimonio.

Es ciertamente difícil el sobrellevar una relación matrimonial con alguien que nos haga la vida imposible. Sin embargo, la prerrogativa de terminarla la tiene el único que la bendijo desde el principio: Nuestro Creador.  Es cierto que él quiere lo mejor para nosotras, pero tambien  El quiere ser quien decida cual será el curso a seguir en una situación como esta.  Si este es tu caso, recuerda que vale la pena esperar en Dios. El no nos falla nunca.

Oracion: Padre amante,  ponemos en Tus manos a todas aquellas esposas que están en un matrimonio difícil pero que por ser obedientes a Tí, permanecen en el mismo. Dales fortaleza y certeza de que eres TU quien llevas el control de toda situación. En el nombre de Jesús. Amén

Alabanza Sugerida: Cada Día, Pecos y JAR – http://www.youtube.com/watch?v=hxDc4O2MWLI