Después subió al monte, y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar,.. (Marcos 3:13-14)

Es importante ser una discípula de Cristo.

De Marcos 3:13-14 aprendemos que los doce fueron discípulos de Jesucristo antes de ser enviados suyos. El aspecto más importante de su preparación fue: “estar con Él”.

Pasar tiempo con Cristo es la más provechosa de todas nuestras actividades, ministerios, y llamados. Sin una comunión profunda carecemos de firmeza, poder, eficacia, amor, compasión y valentía. Y cuando nos azoten los vendavales de la vida se romperán las velas de nuestro navío y grande será nuestra pérdida.

María la hermana de Lázaro invirtió mucho tiempo con Jesús. De todos sus quehaceres el más importante fue estar a Sus pies.

Cuando el mar de tu vida se agite, y las olas de problemas parezcan que te van anegar, recuerda que bien puede ser que Jesús te está llamando a una comunión más íntima con El. Una Maestra del Bien no se puede dar el lujo de estar a distancia de Cristo.

Oración: Maravilloso Señor, gracias por amarme. Gracias porque Tu interés es siempre acercarnos más a Tí y llevarnos a niveles mayores de intimidad, compromiso y bendición. Me enlisto como discípula Tuya. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Me Dice Que Me Ama, JAR – http://www.youtube.com/watch?v=QIlc9-xkqHY