Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar (Marcos 3:13-14)

Dios necesita mujeres consagradas. Según Marcos 3:13-14 el llamado del Señor a los suyos es primeramente hacia Sí mismopara que estemos con El y segundo, para enviarnos a predicar.

Nuestra respuesta como la de los discípulos debe ser: Venir a Él sin vacilar. La eficacia del servicio en la obra será directamente proporcional al tiempo que pasemos con él llenándonos, pues nadie puede dar lo que no tiene. El es nuestra herramienta principal.

Su llamado: tiene urgencia, y demanda renuncia, determinación, separación y consagración, si hemos de mantenernos firmes y dar frutos que permanezcan.

La base de nuestro acercamiento a Dios o consagración, está determinado por nuestro grado de renuncia, determinación y separación de las cosas del mundo. De lo contrario solo tendremos estorbo, distracción e inconstancia en nuestra vida y servicio cristiano. Esto explica porqué muchas tienen una vida espiritual en constante altas y bajas.

Amadas, la hora es y ha llegado de requerir para esta sociedad inestable, Maestras del Bien consagradas. Dejemos testimonios de fe y valor.

Como dice el himno: “obedecer y confiar en Jesús es la senda marcada para andar en la luz”.

Oración: Padre Bueno, gracias por los monumentos de fe de mujeres valiosas a través de la historia. Que yo pueda unirme al grupo de ellas. En el nombre de Jesús. Amén.

Alabanza Sugerida: Quiero Verte Mas, Julissa – http://www.youtube.com/watch?v=yQ7WOMAviZM