Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. (Filipenses 3:17)

La mayoría de las “Mujeres de Fe” que publicamos en nuestra página (www.maestrasdelbien.org), y que vemos alrededor del mundo e impactan nuestras vidas, son y han sido mujeres tan simples y sencillas como tú y yo; sin mucho que ofrecer. Mujeres muy conocidas en su casa pero totalmente desconocidas en el mundo. La mayoría sino todas, tienen una historia muy peculiar que contar sobre como Cristo las llamó, libertó y equipó para su servicio. Jamás se hubieran imaginado ser usadas por Dios.

De igual modo, la vida de María la madre de Jesús; una joven pobre, simple y desconocida fue transformada y dada a conocer al mundo por la gracia de Dios. Como ella también tenemos a Ester, Rahab, Rut, María la hermana de Lázaro y muchas otras que hoy nos proporcionan lecciones valiosas.

Francie Taylor, una conferencista femenil norteamericana, cuenta como en una de sus conferencias se le acercó una mujer y le dijo: “¿Sabes porque me gustan tus conferencias y tus escritos? Porque tú eres como yo”.

Amada, detrás del traje o vestido de cada mujer, yace una igual que tú; una mujer imperfecta, sencilla y desconocida, pero que puede ser usada y dada a conocer por Dios. No te dejes impresionar por las apariencias y logros de otras. Las Mujeres de Fe que hoy recordamos y admiramos, son el mejor ejemplo de lo que Dios puede hacer contigo. El puede y quiere utilizarte. Si quieres ser una de ellas, imita su ejemplo de piedad y consagración, y permite que Dios se glorifique en tí.

Oración: Padre bueno, gracias por tener ejemplos palpables en medio nuestro de Tu gracia transformadora en mujeres como yo. Gracias porque Tú las rescataste de su pasado y hoy te sirven honrosa y poderosamente. Quita de mi cualquier estorbo personal y permite que yo también pueda ser una de ellas. En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Amén.

Alabanza Sugerida: Mi Amor Por Tí, Peregrinos y Extranjeros – http://www.youtube.com/watch?v=RdyzIJx9wV4

Compartir
Artículo anteriorCosa Nueva
Artículo siguienteUna Vida En Orden