Fuerza y honor son su vestidura;… (Proverbios 31:25a)

Por mucho tiempo Hollywood ha dictado la moda y dirigido nuestras vidas. Sus campañas multimillonarias han manipulado nuestra mente a fin de que aceptemos como natural y bueno la depravación moral.

En el mundo moderno de la moda, la ropa ha sufrido una disminución drástica de tamaño. Las faldas son doblemente mini, los pantalones se han apretado y perdido el lugar de la pretina, las blusas se han encogido, y los escotes se han pronunciado ampliamente. Así en el afán por permanecer al último grito de la moda y llamar la atención, sobre todo del sexo masculino, hemos olvidado una pieza muy importante del ajuar de la mujer: el honor.

1ra Timoteo 2:9b nos enseña que todos los excesos van en contra del verdadero carácter cristiano, y el v.10 destaca que lo que debe distinguir a una mujer son las buenas obras; la cual incluye vestirse honrosamente o con decoro.

Amadas, que en la pasarela de nuestra vida, el honor nos caracterice y sea la prenda más importante de nuestro vestuario.

Oración: Padre, perdóname por vestirme indecorosamente. Desde hoy me vestiré de acuerdo a mi posición en Tí y el honor que corresponde a mujeres que profesan piedad. Permite que mi closet este actualizado, sin irme al extremo de la frivolidad o la falsa piedad. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza Sugerida: Repárame, LGoodman – http://www.youtube.com/watch?v=vy8MoHyQ4ZQ&feature=related

Compartir
Artículo anteriorPor Sus Frutos
Artículo siguienteFuerte Siendo Débil