Irvine, E.U.A.

Mary quien entregó su vida a Jesucristo a temprana edad provenía de una familia ejemplar. La casa de sus padres siempre esta­ba abierta para recibir a los predicadores y misioneros que pasaban por Irvine. Así los hijos, desde su niñez, fueron enseñados en la Palabra de Dios y orientados en cuanto a la obra misionera en diferentes partes del mundo.

Como resultado varios miem­bros de la familia se dedicaron tiempo completo, a la obra de Dios. Agnes, hermana de Mary, se casó con el joven evangelista, John McAlpine, y juntos sirvieron al Señor en la Gran Bretaña por largos años. Janet, otra hermana de Mary, se casó con el P.J. Horne y ambos trabajaron por muchos años como misioneros en Bolivia.

Mary por su parte se casó con Duncan Reid, un joven escocés. Los dos jóvenes habían sido preparados para una vida de servicio a favor de otros. Tanto sus hogares, como también sus iglesias, les proporciona­ron el adiestramiento necesario para actividades evangelísticas y pastorales.

El período de 1920 a 1921 fue el tiempo de decisiones de carác­ter permanente, de instrucciones adicionales especializadas y de traslado al campo de trabajo. Así que recibiendo la encomendación y apoyo de sus respectivas iglesias en el otoño del 1921 partieron hacia, Republica Dominicana donde sirvieron al Señor en la ciudad de La Vega, y donde estuvieron en los comienzos de la obra evangélica allí.

Cortesía de: Prensa Bíblica, Rep. Dom.