“No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.” (Exodo 20:17)

Dentro de los mandamientos de la Ley, no codiciarás es probablemente uno de los pecados mas usuales que todas cometemos.

Deseamos el hogar felíz, los hijos obedientes, el esposo amante, el trabajo exitoso, la alegría contagiosa, el cuerpo escultural, la gracia abundante, y la popularidad de otras. Pero antes de codiciar sus logros, debemos cuestionar e interesarnos por el proceso que atravesaron para llegar hasta allí.

Es bueno admirar y aplaudir las bendiciones de quienes tienen esto o aquello, pero es mas importante aún anhelar aquello que en el proceso Dios hizo personal y espiritualmente en sus vidas; llámese sujeción, obediencia, humildad, consagración o piedad.

El Señor nos talla de diversas maneras para propósitos diferentes, particulares y específicos. Nos bendice no solo de acuerdo a nuestra fidelidad a Su mandamiento, sino conforme a las necesidades de Su propósito en tí y en mí, y de nuestra administracion de lo confiado.

A muchas la belleza la envanece, otras idolatran a su esposo, y otras se apropian de la gloria del éxito para sí. La gracia y la provisión divina es abundante y él ciertamente nos corona de favores y bendiciones, pero solo dará a cada quien conforme a la medida de lo que es capaz de manejar y utilizar apropiadamente para Su gloria.

Amada, desear toda fortuna y bendición en la vida es bueno, pero obtenerlo no ha de ser el fín en sí mismo, sino bendecir a otras y glorificar a Dios. Debemos buscar mas al Dador que la dádiva. Hoy es un buen día para cuestionar la motivación detrás de tus anhelos.

Oración: Gracias Señor por bendecir de la manera que lo has hecho a las demás. Perdóname por codiciar egoísta e ignorantemente sus bendiciones. Ayúdame a enfocarme no en el resultado ni la gloria, sino en quien Tú quieres que yo me transforme. En el nombre de Jesus, amén.

Alabanza Sugerida: Usa Mi Vida, DMontero – https://www.youtube.com/watch?v=qOUK0ip1B1o

Compartir
Artículo anterior¿Por Qué No Creen?
Artículo siguienteAdmirable