“Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis maldades. Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu”. (Salmos 51:9-11)

Durante mis años de infancia estudié en una escuela pública, donde la mayoría de los estudiantes éramos de muy escasos recursos y casi ninguno podía llevar dinero para comprar merienda durante los recesos. Había una niña que por alguna razón siempre llevaba dinero suficiente para comprar todo lo que quería y hasta le sobraba para brindar. Así como le sobraba la merienda, le sobraban también los “amigos” con quienes compartirla. Tristemente esos amigos solo le duraban hasta el término del receso. Entre esos amigos me encontraba yo.

Cuando Dios empezó a transformar mi corazón, un día recordé aquella niña y como había fingido una amistad, solo por conveniencia. Aquel día sentí tanto dolor y anhelé poder encontrarla y pedirle perdón. Lamentablemente ya no estaba y probablemente nunca más la volvería a encontrar. Lo que si podía hacer era pedir perdón al Señor y rogarle que no me deje cometer ese tipo de pecado otra vez.

Amadas hermanas, ¿cuántas veces nos vemos aún como adultas fingiendo un afecto que no sentimos solo porque nos conviene congraciarnos con alguna persona? La Palabra nos manda a ser sinceras y a no fingir nuestros afectos.

Ciertamente no debemos dar riendas sueltas a nuestras emociones y no hablarle a todo el que no sea de nuestro agrado y ser entonces insensibles; pero debemos procurar ver nuestro pecado y orar para que Dios nos de un corazón limpio. Un corazón que nos permita amar a nuestro prójimo con un amor sacrificial y sin fingimiento.

Oración: Padre te alabamos en esta hora. Te damos las gracias porque eres un Dios perdonador, que no desecha al que se humilla. Ayúdanos a amar como Tú amaste y a darnos sin esperar nada a cambio. Restaura todas nuestras relaciones y que podamos andar en integridad, como lo hiciste Tú. En Cristo te lo pedimos. Amén.

Alabanza: Precioso Jesús, Esperanza de Vida – https://www.youtube.com/watch?v=dYgV4O2Hh8E