Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? (Mateo 6:26)

La naturaleza es un libro abierto a través del cual Dios nos enseña grandes verdades del mundo espiritual. Mateo 6:26 se vale de las aves para darnos algunas de esas enseñanzas.

Primero, el hombre y la mujer son infinitamente superiores a los animales.

El hombre y la mujer no son animales pensantes o un mamífero de orden superior como enseña la Biología. Tampoco es un saco de 9 hoyos como decía Buda, ni mucho menos un conjunto altamente organizado de átomos que realizan funciones mecánicas, como proponen las ciencias químicas.

El hombre y la mujer fueron hechos a imagen y semejanza de Dios. Valemos mucho más que los pajaritos. (Mt 6:26). Y por más que la sociedad protectora de animales quiera igualar a los hombres con los animales, la Biblia establece un abismo insuperable entre ambos.

Segundo, el cuidado providencial de Dios es para toda su creación, y en especial sus hijos en Cristo.

A pesar de que las aves son un orden inferior al ser humano, él las cuida y provee alimento diario.

Nunca hemos visto una huelga de aves por falta de alimento o porque el banco de gusanos de la creación se haya ido a quiebra. Dios cuida personalmente de muchohombres de poca fe! (Mt 6:30)”.

Tercero, mediante esta comparación, el texto nos recuerda nuestro valor y motiva a seguir confiando en el Señor.

Ella despierta nuestra conciencia a la realidad de que no tenemos por qué dudar pues como dice el himno tradicional: “Si el cuida de las aves, cuidará también de mí”. Nosotras valemos “mas” que ellas.

Amada nada hay en la creación de mayor valor que tu y yo. Podemos esperar en Dios y confiar en su bondad porque él nunca has faltado a ninguna de sus promesas y sobre todo, porque fuimos creadas en y salvadas por, Cristo Jesús. ¡Ese es nuestro gran valor!

Oración: Señor perdona mi incredulidad. Gracias porque mí valor supera a toda otra cosa creada. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: El No Te Abandonará, RCrooke – https://www.youtube.com/watch?v=ufDjyXpJ6rU

Compartir
Artículo anteriorTodo Para Bien
Artículo siguiente¿Exitosas?