La blanda respuesta quita la ira; mas la palabra áspera hace subir el furor”. (Proverbios 15:1)

En toda estructura o relación debe haber un mecanismo de contrapeso que permita descompensar las fuerzas que se salen de control. Este es un principio básico de la mecánica pues de no ser así, todo el sistema colapsaría. Así Proverbios 15:1 nos advierte del contra balance que necesitamos para poder vivir vidas armoniosas.

Desde que los primeros síntomas de furia y violencia verbal se dejen entrever en el tono de otros, en el color de su semblante, y en las venas de la frente, es mejor recordar el texto de hoy y con una suave y blanda respuesta calmar los ánimos para que las aguas vuelvan a su nivel.

¡Cuántas relaciones se hubiesen salvado si hubiésemos tenido en cuenta este principio! Cuántos matrimonios rescatados de la ruina; cuántos amigos reconciliados; y cuántas parejas que nunca debieron separarse. A veces nuestro orgullo en un solo segundo echa a perder lo que por tanto tiempo hemos tratado de construir con esfuerzo y sacrificio. No siempre podremos ganar el pleito. A veces la única alternativa que tenemos en ese momento es ceder. Y hay ocasiones en que es mejor perder lo menos por lo más; dejar pasar por alto ciertas cosas, revestirnos de paciencia y tragarnos la copa amarga de nuestro orgullo, a fin de conservar la paz y salvar la relación con esa persona que significa tanto para nosotras.

Evitemos toda discusión inútil; y cuando las cosas se pongan color de hormiga, recordemos que “la palabra áspera hace subir el furor”.

No echemos leña al fuego y tengamos presente las palabras de Salomón: “Hierro con hierro se aguza…” (Pr 27:17). Es mejor esperar, tener paciencia y escoger un momento más adecuado para expresar aquello que, como una espinita lacera nuestro corazón.

No hay necesidad de que la relación se deteriore hasta el punto de la separación, sólo porque ninguno en su egoísmo, quiso ceder. Controla tu ira y con una respuesta blanda apaga el fuego. Sólo así podremos vivir en armonía y en mantener relaciones duraderas con nuestros semejantes.

Oración: Gracias Señor por Tú exhortación a la paz y la armonía. Ayúdame a controlar mi carácter y responder con gracia. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Tu Amistad Me Hace Bien, ACampos – https://www.youtube.com/watch?v=ZoN8LgfUrB4