Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis (Jeremías 29:11).

La vida puede ser confusa con tantas incertidumbres asomando cada día.

En medio de tanta confusión es reconfortante recordar que hay algunas cosas que podemos saber de antemano. Y, créeme ¡saberlas es una bendición!

Déjame recordarte algunas de las cosas que ya sabes:

  • Dios te da la libertad de escoger.

    Es tu decisión lo que vayas a hacer con tu tiempo, talentos y recursos. Mientras estés atenta a s voz y dispuesta a obedecer, puedes confiar en que él te guiará en tus decisiones.

  • Si eres fiel en hacer lo que debes hacer, Dios hará el resto.

    Después del paso de fe, Dios te sostendrá. El abrirá y cerrará las puertas que sean necesarias para guiarte y dirigirte.

  • Tu vida es importante para Dios.

    Dios te hizo un poco menor que los ángeles (Salmo 8:5). Dios tiene un propósito específico y un plan para tu vida, de forma que puedas impactar la vida de otros.

¿Estás honrando a Dios con tus decisiones? ¿Estás caminando en fe en medio de las oportunidades que Dios te da? ¿Estás impactando a otros con tu vida? Hoy puedes empezar.

Oración: Padre, gracias por darnos el gran privilegio de ser parte de Tus propósitos. Gracias porque no tienes límites para mí. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza: Contigo Quiero Caminar, MGándara – https://www.youtube.com/watch?v=Z-Hw9Ps0e0A