¿Qué te falta?…

Jesús es la fuente que nos suple el pan diario, la salud, el ánimo, el amor, el consuelo, y todo lo que necesitamos.

El nos suple porque somos sus hijas, porque es dueño de todo, y porque tiene compasión de nosotras.

Cuando tenemos dificultades y carencias, no tenemos necesidad de irnos y correr a resolverlas por nuestros propios medios. Jesús nos dice: “Traédmelas acá” (Mt 14:18).

Un buen líder no despide a las personas con las manos vacías ni las deja a su propia suerte, sino que las dirige a la fuente de toda bendición: Cristo. Cuando a él vamos recibimos ayuda, dirección, provisión, afirmación, y la prueba de Su inagotable amor.

¿Estás triste, abatida, hambrienta, enferma o desempleada? ¿Cuál es tu necesidad? Nómbrala… Si hoy tienes alguna, Jesús te dice: “No tienes necesidad de irte. Traédmelas acá” (Mt 14:16, 18). El suple todo. Y lo hace superabundantemente (Mt 14:20).

Oración: Gracias Señor porque Tú sabes que tenemos necesidades y lejos de despedirnos con las manos vacías, nos invitas a traerlas delante de Tí. Gracias porque Tú deseas que tengamos la confianza de comunicártelas. Te entrego las mías y te las enumero para que las suplas conforme a Tus inagotables riquezas. Ciertamente vine con las manos vacías, pero me voy con ellas llenas de Tí. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Con Manos Vacías, JARomero – https://www.youtube.com/watch?v=ZWbXzbCMD5g

Violeta Guerra para Maestras del Bien – Derechos Reservados © 2016 –www.Maestrasdelbien.org