Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 16:25).

Un hombre de 37 años falleció tras caer su vehículo en un pantano. El dispositivo GPS del vehículo en que viajaba le guió a una antigua carretera que terminaba allí. Cuando se percató no le dio tiempo a frenar y terminó por hundirse.

En muchas ocasiones las apariencias engañan, pues el camino que parecía ser el correcto, era el más peligroso. La muerte fue el final de aquel camino guiado por el GPS (Navegador).

Tal como dice la Biblia en el versículo de nuestra lectura de hoy, hay caminos que tanto a hombres como a mujeres nos parecen derechos pero su fin es nuestra perdición.

Jesús en cambio dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). El es el camino correcto, el único que te acerca a Dios, y el único que conduce a la bendición y la plenitud de vida.

Amada, Jesucristo es el Camino. Así le llamaban a sus seguidores inicialmente (Hch 9:2, 22:4). Y él siempre estará disponible para guiarte y dirigirte en sus caminos y aún más allá de la muerte. Solo tienes que poner tú fe y confianza completamente en él.

Oración: Padre amado, ayúdame a seguir a Jesús; el único camino correcto que me conduce a la vida eterna. Ayúdame a seguirle fielmente y no desviarme. En el nombre de Jesús. Amén.

Alabanza: Guíame a la Cruz, Desconocido – https://www.youtube.com/watch?v=feOQJp1Z2pA

Carmen de Corniel para Maestras del Bien – Derechos Reservados © 2016  –www.Maestrasdelbien.org