“Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.” (1 Juan 4:12)

Este versículo realmente me encanta, porque es muy claro. La manera en que amemos a quienes tenemos a nuestro lado mostrará cuánto amamos realmente a Dios.

La palabra nos enseña que debemos amar como Cristo nos amó, entregándolo todo. Por eso solo haré hincapié en dos puntos.

  1. Es un mandamiento de Dios amar a nuestro prójimo.
  • Jesús le contestó: El primero y más importante de los mandamientos es el que dice así: “¡Escucha, pueblo de Israel! Nuestro único Dios es el Dios de Israel. Ama a tu Dios con todo lo que piensas, con todo lo que eres y con todo lo que vales.” Y el segundo mandamiento en importancia es: “Cada uno debe amar a su prójimo, como se ama a sí mismo.”Ningún otro mandamiento es más importante que estos dos.” (Mr 12:29-31 )
  • Si decimos que amamos a Dios, y al mismo tiempo nos odiamos unos a otros, somos unos mentirosos. Porque si no amamos al hermano, a quien podemos ver, mucho menos podemos amar a Dios, a quien no podemos ver.” (1 Jn 4:20 )

Si amas a Dios debes mostrar amor por las personas que Dios puso a tu lado. Reconozco que hay veces que no es fácil amar a la persona que tenemos a nuestro lado. He escuchado de hijos hablando del daño que le hacen sus padres, a esposas contando cómo sufren a causa de sus esposos, trabajadores en manos de superiores opresivos. Pero debemos recordar que no debemos amar en nuestras fuerzas. Dios es el que produce ese amor en nuestro interior por medio del Espíritu Santo que mora en el creyente. En nuestras fuerzas sería imposible  (Gálatas 5:22).

Pablo escribe lo siguiente en 2 Tesalonicenses 3:5

Deseamos que el Señor Jesús los ayude a amar a los demás, así como Dios ama a todos, y que les dé su fortaleza para resistir en medio del sufrimiento.

  1. El amor es práctico.

Siendo sincera debo decir que muchas veces no sabemos cómo mostrar amor a aquellos que nos rodean. Especialmente a quienes están pasando por tiempos de sufrimiento.  A veces parece que preferimos estar lejos para no molestar. Podemos decir:

  • “Yo apenas la conozco, seguro fulanita que es más cercana la ayudará”. Si quieres ser una seguidora de Cristo, muestra amor. (Juan 13:34-35)
  • Otras pensamos, “¿qué le voy a decir si yo no viví tal situación?” Esto me ha pasado a mí, y claramente Dios me enseñó que él es quien desea obrar a través de mí, y que el consuelo o ánimo no viene de mi experiencia o conocimiento sino de la Palabra de Dios. Y si eres hija de Dios, él te puede usar para llevar Su palabra a otros. (Salmo 119:92-93)
  • Tal vez, no queremos incomodar a otros. Personas me han dicho: “No te llamé porque no quería despertarte”. Si este es tu caso, te animo a que llames.

Solo debemos estar en sintonía con el corazón de Dios. Debemos decidir mirar a nuestro alrededor y tener un corazón sensible para que Dios nos pueda usar.

Por último, el mandamiento de amar al prójimo no está dirigido solo a los sanos y fuertes. Si estás sufriendo, enferma o debilitada, mira a tu alrededor. Dios te puede usar para mostrar su amor a quien está en la misma condición. O aún peor, sin conocer a Cristo. Puedes orar, llamarla, mandarle un mensaje o un correo electrónico. Dios te puede usar. Solo debes estar dispuesta y dependiente de él.

Oración: Señor ayúdanos a entender que somos instrumento en Tus manos para mostrar amor a un mundo que se pierde. Ayúdame a ser de ánimo a una hermana que sufre o tiene necesidad. Y ayúdame a ser ejemplo de amor a quienes me rodean. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza: Servir A Cristo, Migdalia Rivera – https://www.youtube.com/watch?v=gefQE7raO14

Cortesía de Gabriela Luisi © 2016 – Visita su blog y la publicación completa en: https://gabrielaluisi.wordpress.com