“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo” (Mateo 4:1).

Existen tres verdades que formaron parte del equipo de defensa que Jesús utilizó en su enfrentamiento con Satanás en el desierto.

Escrito está:

  1. No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios (v4).
  2. No tentarás al Señor tu Dios (v7).
  3. Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás (v10).

Estas verdades le dieron a Jesús fortaleza en la hora de la prueba, mantuvieron su mente clara y enfocada en lo correcto, afirmaron su integridad y fidelidad a Dios.

El alimento espiritual provisto por la Palabra de Dios nos da el conocimiento y la fortaleza que nos permite enfrentar la prueba y salir airosas. La misma debe formar parte de nuestra dieta diaria.

Poner distancia y no coquetear con el pecado, es una medida que nos mantiene a salvo de las garras del enemigo y alejadas de la disciplina de Dios.

La adoración mantiene viva nuestra fe, y el corazón dispuesto a honrar a Dios en todo tiempo.

Son éstas las mismas tres verdades con las que tú y yo nos debemos armar cada día al salir al desierto de este mundo y pelear la buena batalla de la fe. Si lo hacemos, la mano de Dios nos asirá.

Oración: Padre gracias por estas verdades; herramientas sencillas pero poderosas para derribar argumentos y fortalezas. Ayúdame a emplearlas siempre para poder resistir al diablo y que huya de mí. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Pan de Vida, JARomero – https://www.youtube.com/watch?v=Nadd7Mb8Fhg

Violeta Guerra para Maestras del Bien – Derechos Reservados © 2016  – www.Maestrasdelbien.org