Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche” (Éxodo 13:21).

Recientemente llamó  mi atención un libro sobre planificación que compré a principios de año. El libro se titula en inglés “Viviendo Hacia Delante”. Captó mi atención repentinamente porque su título me resultó irónico… ¡ni modo que vivamos hacia atrás!

Pues por muy ridículo que parezca el título del libro, fue número uno en ventas y es muy propicio porque me temo que muchas están viviendo históricamente; en el pasado. Con la vista hacia atrás en lo que pasó, y en lo que pudo haber sido y no fue.

Es difícil avanzar mirando hacia atrás. El más leve movimiento de la cabeza, en otra dirección que no sea hacia delante le puede costar la carrera al atleta. Aun cuando manejamos el auto, la posición en reversa es incómoda simplemente porque la vida fue diseñada por Dios para conducirla hacia delante.

Sin embargo, a pesar de lo doloroso muchas se quedan mirando hacia atrás, porque es el camino conocido y aparentemente más seguro que el futuro incierto. Avanzar sin saber adónde vamos puede ser intimidante y hasta peligroso. A menudo nos sobrecoge el temor de manera tal que preferimos volver a Egipto; a nuestras viejas ataduras. Mas cuando estamos seguras de que el piloto que conduce nuestro navío conoce el camino y nos llevará a puerto seguro, podemos relajarnos durante el viaje y enfocarnos en el futuro; en el camino que tenemos por delante sin el más mínimo remordimiento ni deseo de volver atrás.

Amada, cada día es un llamado para mirar hacia delante.  Cristo es la brújula que nos dirige en un norte franco hacia lugares de delicados pastos donde nos dará de comer y nos hará descansar. Mantén tú mirada hacia delante; puestos los ojos en Jesús, y viaja segura, porque tú estás en las mejores manos.

Oración: Padre gracias porque ya lo pasado es pasado. Ayúdame a enterrarlo y dejarlo que descanse en paz. Permíteme ahora concentrarme en el futuro; viviendo hacia delante. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Himno de Vitoria, DBerríos – https://www.youtube.com/watch?v=pnIVMlKnA0o

Violeta Guerra para Maestras del Bien – © 2016 www.maestrasdelbien.org