Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? (Hechos 9:3-4)

Qué difícil es trabajar y concentrarse en medio de las constantes interrupciones. Y qué irritante es cuando tienes un ritmo establecido y las circunstancias te sacan de onda.

Para quienes viven sin norte, las interrupción es parte de su manera habitual de vivir. Cambian constantemente de opinión, de una dirección a otra y dejan la mayoría de las cosas que empiezan a medias. No hacen planes, y viven según lo que el día les traiga. Pero para quienes se trazan metas, las interrupciones son un contratiempo en la obtención de sus sueños.

En la Biblia tenemos muchos ejemplos de personas con vidas y sueños interrumpidos. El pecado interrumpió la relación de Eva con Dios y con su esposo, la envidia interrumpió la vida de José, y la maldad interrumpió la trayectoria de Daniel, entre otros.

Pero asimismo, la misericordia de Dios interrumpió la vida de Saulo de Tarso, de los doce, y de Su Hijo, como también la tuya y la mía para llamarlos a una vida y ocupación mas excelente. Las interrupciones de Dios suelen ser agri-dulces porque nos sacan de nuestro confort y caminos aparentemente buenos, para situarnos dentro de Su voluntad. En principio la voluntad de Dios no nos luce y atractiva, y por estar aferradas a nuestros planes egoístas nos rebelamos y forcejeamos con él, pero luego nos gozamos al comprender su corazón y experimentar las bendiciones de estar dentro de Su perfecta voluntad.

Es allí, en Su perfecta voluntad donde cobra sentido nuestra vida, donde todo sueño mezquino se olvida, y donde tú y yo queremos estar. ¿Que es lo que sueñas tú que mueve tu interior?

Oración: Padre Dios, gracias por interrumpir mis planes para interponer los Tuyos. Alínea mis sueños con Tu plan redentor, y cuando no, desbarátalos. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Se Desbaratan Mis Sueños, JARomero – https://www.youtube.com/watch?v=a7b5c9_hq9Y

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2016 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org