Entonces el rey David dijo a Ornán: No, sino que efectivamente la compraré por su justo precio; porque no tomaré para Jehová lo que es tuyo, ni sacrificaré holocausto que nada me cueste.” (1 Crónicas 21:24).

“Ay no, no nos compliquemos con platos trabajosos y elaborados. Traigámosle a las hermanas solo unos bocaditos con café” (al estilo gringo), fueron las palabras que casi al unísono expresamos otra hermana y yo en la reunión de la directiva de damas de nuestra iglesia.

Estábamos planeando el inicio de la nueva temporada de estudios biblicos de mujeres, el cual duraría ocho semanas. Acostumbramos a tener algo de comer antes de iniciar las sesiones a fin de que, sobre todo las que llegan directo del trabajo, tengan algo que echarle al estómago a la vez que propiciar un tiempo de koinonía previo al estudio.

Era la segunda oasión que en el liderazgo femenil disentíamos de opinión sobre lo mismo. Al día siguiente durante mi devocional matutino, el Señor imprimió en mi corazón la gracia de esta “elaborada y complicada” preparación. Me hizo ver que la misma es una expresión natural de nuestra amada cultura latina.

Las mujeres hispanas no tomamos atajos, no escatimamos esfuerzo, y nos desbordamos en atenciones, sobre todo en cuanto a las cosas del Señor se refiere. Si bien es cierto que los bocaditos son una opción mas fácil y económica, no es menos cierto que los platos “elaborados y complicados” les provee a las hermanas una oportunidad de expresar sus dones, comunicar su amor, y dar de sí algo que les cueste. Así lo expresó David.

Cuando sustituimos las manifestaciones personales de servicio y afecto con tecnología y conveniencia, perdemos la esencia de quienes somos, opacamos los dones y merma el amor. Hay dones que no se deben suplantar con conveniencia y facilidad.

Oración: Padre perdonanos al querer sacrificar el toque personal y afectuoso del servicio en la obra, en aras de tomar la via mas fácil y rápida. Que no le impidamos la oportunidad de servir con lo que pueden a otras. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: Gracias, Peregrinos y Extranjeros – https://www.youtube.com/watch?v=AtIjk8WjgXA

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2016 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org