“… como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios” (1 Pedro 2:16).

Hollywood tiene un objetivo claro en la mira: la juventud.

Satanás estratégicamente ha creado una emboscada con el fin de atrapar a la juventud, mediante la propagación de vicios, inmoralidad, pornografía y lujuria.

El ha penetrado sus mentes, programado su voluntad, y se ha adueñado de sus corazones. Mediante la música, la moda, la televisión y aun la tecnología, ha despertado en ellos pasiones desordenadas.

En 2 Tim 2:22ª Pablo le da a la juventud un sabio consejo: “huye de las pasiones juveniles”. Aquí, pasiones significa: deseos y emociones desenfrenadas, perversas y malas. Pablo considera que todo este desorden de pasiones es propio de la juventud, y de adultos con falta de madurez.

Las pasiones están a flor de piel por el bombardeo constante de los medios, y la falta de protección y disciplina personal. Levantemos pues las murallas de la castidad y regulemos todo cuanto consumimos y entra por nuestros oídos y nuestra vista.

Como Maestras del Bien la buena instrucción, la atenta supervisión y el firme control son imprescindibles.

Oración: ¡Oh Señor! Ayúdame a controlar todas mis pasiones y ponerlas sobre el altar de la oración. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza: El Pan de Vida, JAR – https://www.youtube.com/watch?v=xvrltWM3eso

Violeta Guerra para Maestras del Bien – © 2016 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org