“Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza” (Marcos 4:39).

A menudo somos sorprendidas por las tormentas de la vida. No porque no hayamos tenido aviso, sino porque no ponemos atención a las señales. Tal es la historia de los discípulos que estaban en la barca con Jesús.

Una tormenta como la descrita por Marcos 4 no se levanta repentinamente. De seguro que el cielo estaba gris, el viento espeso y el mar un tanto picado. Para expertos pescadores como Pedro, Juan y Jacobo, debió haber sido obvio que estaban a punto de entrar en una aventura naviera, y debieron prevenir a Jesús y los demás acompañantes de tales posibilidades. Sin embargo, las señales pasaron desapercibidas para ellos.

A la más mínima señal de la tormenta debieron avisarle a Jesús, a quienes ellos ya habían visto sanar a un paralítico, un leproso, un hombre de espíritu inmundo, un hombre con la mano seca, la suegra de Pedro, varios endemoniados y muchos otros de enfermedades variadas (Mc 1:21-3:5). Mas no fue sino hasta que la tormenta echaba las olas en la barca que desesperados decidieron ir en busca de Jesús.

¡Cuánto nos parecemos a los discípulos! No vemos las señales, y una vez metidas en el problema Jesús es nuestra última opción. No nos basta haber contemplado su poder en la creación, en la Biblia, en nuestras vidas, y en los eventos que a través de la historia han servido de monumento para recordarnos al Dios tan grande y poderoso que servimos.

Amada, presta atención a las señales en tu vida, y al mas mínimo aviso de tormenta acude a Jesús. El es el gran Yo Soy que está en la barca de tu corazón y te dice: “No temas, yo estoy contigo”. El calma todas las tempestades y te garantiza que llegarás al otro lado.

Oración: Padre gracias por ser nuestro pronto auxilio en las tribulaciones y tormentas de la vida.  Perdona mi incredulidad, mi falta de fe y mi frágil memoria. Celebraré Tu amor, tus bondades y tus misericordias todos los días mientras viva. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza: Celebraré Tu Amor, JARomero – https://www.youtube.com/watch?v=-qLMk2k51MA

Violeta Guerra para Maestras del Bien – © 2016 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org