“Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?” (Ester 4:14)

Finalmente llegó el día tan esperado. La nación norteamericana sale a las urnas a votar por el futuro no solo de su nación, sino de las tantas personas y países que a través de la historia se han beneficiado del país más generoso del planeta. Damos gracias a Dios por el libre ejercicio de este derecho ciudadano, recordando que existen países que no gozan de este alto privilegio. Y por otro lado, que el cristiano no vota por beneficios sino principios.

Es innegable la actividad e influencia de los cristianos a nivel nacional y político a lo largo de la historia, y hoy no ha de ser diferente. En una hora tan tenebrosa y determinante para la posteridad, enumeramos algunos principios inspirados a partir del pensamiento del hermano José Sanchez:

Votamos, NO POR CANDIDATOS sino:

  • Por el derecho de compartir la Palabra de Dios libremente
  • Para proteger las organizaciones religiosas del asedio del Impuesto Sobre la Renta
  • Para que prevalezca la institución de la familia divinamente ordenada por Dios
  • Por el derecho de los padres de educar a sus hijos libres del adoctrinamiento del sistema
  • Por el derecho de orar en las escuelas y lugares públicos
  • Para impedir el acceso a los baños públicos a las personas del sexo opuesto
  • Para terminar la tiranía judicial que dicta leyes y desecha las establecidas por Dios
  • Para proteger la santidad de la vida y el derecho de nacer

Amadas, Dios ha situado la iglesia por encima de la ciudad (Mt 5:14-16) para que la alumbre, penetre y ejerza influencia. Así como Ester, esta es tu hora y la mía. Salgamos en nombre de Jesús y hagamos la diferencia.

Oración: Padre, gracias por el privilegio que nos concedes de vivir en un país libre, de ejercer el voto y de que el mismo sea respetado. Cumplimos nuestra responsabilidad sabiendo que Tú eres el soberano de la tierra, y estás en control. Sea hecha Tú voluntad en la tierra como en los cielos. Por Jesús, amén.

Alabanza: Sobre Todo, ABarros – https://www.youtube.com/watch?v=YJuwvl9vu1I

Violeta Guerra parra para Maestras del Bien – © 2016 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org