“Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe” (Gálatas 6:10).

Dios nos llama a hacer bien a todos.

Este y otros versículos como: Hagan bien a todos, amad a vuestros enemigos, orad por los que os ultrajan, bendecid a los que os maldicen y otros similares, verdaderamente nos retan. Los mismos enfrentan y golpean nuestro orgullo, nuestro rencor y nuestra autoestima.

Pero ¿qué tal si vemos el otro lado de estos versos y consideramos la contraparte de sus enseñanzas para nuestra vida?

  • Haced bien a todos nos insta al servicio
  • Amad a vuestros enemigos nos insta al perdón
  • Orad por los que os ultrajan nos insta a la oración, y
  • Bendecid a los que os maldicen nos insta a la humildad

Cada uno de estos mandatos lejos de hacernos la vida difícil, nos hacen reflexionar y buscan edificarnos y realmente crear en nosotras un corazón cada vez mas como el de Jesucristo.

La próxima vez que nos encontremos ante alguna situación difícil, consideremos el otro lado de proceder como una Maestra del Bien.

Oración: Padre, gracias porque en todo tienes lecciones valiosas para nuestra vida. Gracias porque no desistes en tu propósito de llevarnos a la estatura de Jesucristo. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza: Repárame, LGoodman – https://www.youtube.com/watch?v=Vuyx-EGQhsI

Violeta Guerra para Maestras del Bien – © 2016 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org