“Cuando era como la hora sexta, hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena. Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad.” (Lucas 23:44-45)

Viernes Negro es una fecha muy popular y esperada cada año en Estados unidos de Norteamérica. Se refiere al día despues del jueves de “Accion de Gracias”; una fiesta anual en gratitud, celebración y conmemoración de la primera cosecha de los peregrinos que emigraron de Inglaterra hacia Norteamérica, en búsqueda de mayor pureza, simpleza y libertad religiosa.

El día de Acción de Gracias es además el día de fiesta mas importante, y festejado por los Norteamericanos. En ocasión de su significado millares de personas en todo el país viajan y se trasladan para encontrarse con sus familias y reunirse alrrededor de la mesa para dar gracias a Dios por Sus bondades. Esta celebración es tambien la que le da paso e inaugura las festividades navideñas, por lo que los comercios aprovechan para hacer ofertas con grandes descuentos en busqueda de realizar la mayor venta del año.

No obstante, muchos ignoran que hace mas de dos mil años hubo un “Viernes Negro”; el primer y mas negro de la historia. El doctor Lucas nos cuenta en su evangelio que aquel viernes mientras el Hijo de Dios tendía clavado en la cruz, “el sol se oscureció” y la tierra entera quedó sumida en la mas densa tiniebla y horrenda oscuridad (Lc 23:44-45).

Lo bueno es que en ese preciso día, Dios le hizo a los hombres la mayor y mas fabulosa oferta que jamas alguien pudiera ofrecerle y que ellos pudieran recibir. El le ofreció la salvación eterna de sus almas de forma enteramente gratuita, y al alcance de toda raza, nación y lengua.

Pero algo mas, Dios no solo le ofreció un descuento del 20, 60 o 75%, sino que personalmente saldó su deuda “de manera completa” y por toda la eternidad. ¡Ese viernes sí que es insuperable!

Oración: Bendito seas Padre Amado por darnos el mejor “Viernes Negro” de la historia. Gracias porque mas que ofertas y descuentos en bienes materiales que nos endeudan, Tú nos ofreciste la salvación eterna de nuestras almas, y la pagaste con Tu sangre preciosa. En el nombre de Jesús, amen.

Alabanza: Gracias, MWitt – https://www.youtube.com/watch?v=FV5dTU_8_QA

Autor Desconocido ampliado por Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2016 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org