“Jehová es mi pastor; nada me faltará” (Salmo 23:1).

¿Qué mejor manera de empezar el año que de la mano del Buen Pastor? En el Salmo, quizás más conocido de todos, David nos presenta a Jehová como nuestro pastor. David mismo siendo pastor, es el más indicado para hablarnos de los cuidados que un “buen pastor” tiene sobre sus ovejas.

Provisión: “nada me faltará”. Significa que él me proveerá todo lo necesario para cada día. En el Salmo 34:10 el salmista afirma que “los que buscan al Señor no tendrán falta de ningún bien”. Significa esto no solo alimento y vestido, sino ningún bien; bendición o favor de parte de Dios.

Paz: Mi Buen Pastor hará provisión para cada día no importando el comportamiento de la economía personal o mundial, y esto me brinda tranquilidad. El me asegura que “nada me faltará”. Ante esta realidad no hay razón alguna para que mi alma se abata o turba dentro de mí (Sal 42:5, 11, 43:5).

Seguridad: “Jehová es mi pastor”. El es. El es mío y yo soy suya. Pero además, su presencia es conmigo y me pastoreará siempre. ¿Y que mayor seguridad que saber que: “El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente”? (Sal 91:1). Simplemente no tengo razón alguna para temer.

Amor: El pastoreo de mi Buen Pastor implica provisión, paz, seguridad y cuidado, lo cual se resume todo en la palabra amor. Mi Pastor me cuida, me unge, me sustenta, me sostiene, me guía, me orienta, me disciplina, y me restaura.  ¡Oh! qué Pastor tan amante tengo yo.

Amada, si el Señor es tu Pastor ¡qué bendición! Gozas de la misma fortuna que David y que yo. Pero si no lo es, te invito a arrepentirte de tus pecados, invitarlo a ser tu Señor y Salvador y recibirlo en tu corazón. No pierdas en este año la oportunidad de caminar tomada de Su mano. Agárrala fuerte y no la sueltes ni lo dejes por nada en esta vida.

Oración: Gracias Padre porque Jesús es mi Pastor. Gracias porque con él lo tengo todo y ahuyenta mis temores. Quiero caminar apretada mi mano de la de mi Amante Pastor. En el nombre de Jesús, amén.

Alabanza: El Señor Es Mí Pastor, DMontero – https://www.youtube.com/watch?v=XioBTMoJuLE

Violeta Guerra para Maestras del Bien – ©2017 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org

Compartir
Artículo anteriorTiempo de Esperanza
Artículo siguienteComo A Un Hijo