“Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”. (Hebreos 11:3)

¿Qué nos quiso decir el escritor de Hebreos? sino que tenemos un Dios de poder incomparable que no necesita materia prima para crear, ni tiene barrera que le imponga límite. El puede hacer todo cuanto le plazca hacer y no hay quien le cuestione ni objete, porque Suyo es el poder y Suyo el universo. “Porque Él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió” (Sal 33:9).

Lo mejor de todo es, que el incomparable poder de nuestro maravilloso Dios es utilizado en favor nuestro. Con el nos proporciona todo lo necesario porque él tiene en sí mismo todos los recursos, y no nada hay imposible para él.

El nos ha amado destruyendo la muerte, dándonos salvación y atrayéndonos a Su presencia. Nuestra esperanza y seguridad residen en saber que todos nuestros pecados han sido perdonados y todas nuestras limitaciones han sido superadas en Cristo Jesús.

Amada, nada hay que nos pueda separar del amor del Padre que es en Cristo Jesús (Ro 8:39). Suyo es el poder y Suya es la autoridad. El mismo que levantó de los muertos a Jesús, es el que nos ha dado una salvación tan grande; poderosa y segura.

Oración: Padre, eres el Dios incomparable para el cual no existen imposibles. Gracias por amarme sin merecerlo, por dar a Tu hijo en mi rescate y por darme una nueva vida. Que pueda usarla cada día para Tu gloria. En Cristo Jesús, amén.

Alabanza: Dios Incomparable – https://www.youtube.com/watch?v=o2966fpFO8o

Violeta Guerra para Maestras del Bien © 2017 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org

Compartir
Artículo anterior¿Te Avergüenza?
Artículo siguienteUn Monumento Vivo