…Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad;..” (Juan 16:13)

Entre los muchos papeles, funciones y roles que desempeña la mujer está el de la brújula. Una brújula es un instrumento que sirve de orientación, y su fundamento está en la propiedad de agujas magnetizadas. Así la mujer como madre y Maestra del Bien debe servir de guía y orientación a sus hijos, y las mujeres más jóvenes.

La mujer es la brújula o guía dada por Dios para ayudar a sus hijos y las mujeres más jóvenes a prepararse para la vida. Como tales somos mentoras, instructoras y consejeras durante el proceso de su crecimiento y toda la vida.

Nuestras agujas magnetizadas o Espíritu Santo, nos ayudarán a mantener nuestra propia orientación a fin de dirigir a quienes guiamos eficazmente. La idea de Dios no es que se críen los hijos para entregarlos al mundo y que su vida sea sin provecho espiritual, sino para infundirles un sentido de propósito para la gloria de Dios y su provecho de manera integral.

Amadas, este mundo está lleno ya de jóvenes desorientadas y sin propósito. No debemos nosotras sumarle una más a la lista. Más bien, debemos servir de orientación a las que perdidas están y conducirlas a manantiales de agua viva.

Te animo a retomar la brújula de tu vida y hacer algo útil con ella… lo que ella fue diseñada para hacer; orientar a los perdidos. Si tus hijos o las jóvenes de tu iglesia están perdidas, se tú la brújula que los oriente nuevamente a los pies de Cristo.

Oración: Padre, gracias porque Tu Palabra es la brújula de mi vida y el Espíritu Santo las agujas magnetizadas. Que podamos nosotras ser las agujas de todas aquellas jóvenes que están desorientadas. En el nombre de Jesús, Amén.

Alabanza: Contigo Quiero Caminar, MGándara –http://www.youtube.com/watch?v=rI0FC0GergA

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2017 – Derechos reservados www.maestrasdelbien.org -Originalmente Publicado 7-19-13