… Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece“. (Santiago 4:14)

La vida es como neblina. Hoy puede ser el último día de tu vida o el de algún ser querido. A tal causa, no malgastes ni un momento del tiempo y expresa tu amor.

Muchos de los sentimientos de culpabilidad y dolor tienen que ver con nuestro descuido en haber demostrado amor y expresarlo suficientemente a quienes partieron de esta vida.

No sabemos el tiempo de la partida de nuestros seres queridos sencillamente porque Dios en su amor ha guardado esa información de nosotras.

Replantea tu día e incluye en tu agenda tiempo para compartir cada día con tus amados, hablarles, y decirles: “te amo”. Si lo hacemos hoy, mañana no tendremos nada que recriminarle a Dios, a ellos ni a nosotras mismas.

Podremos amar siempre, pero no siempre tendremos a nuestros amados. Podremos lamentar no haber amado, pero nunca podremos decir: “creo que amé demasiado”.

Oración: Señor ¡qué bueno es amar! Gracias porque Tú eres la definición del amor, y gracias porque Tu amor nos envuelve y da vida. Permite que pueda yo dar vida a mi familia; esposo, hijos, padres, hermanos, y amistades, demostrándoles mi amor y dejándoles saber en todo tiempo, cuan importantes son para mí. Pero sobre todo, que mi amor por ellos, jamás comprometa ni eclipse mi amor por Tí; el amor personificado. En el nombre de Jesús, Amen.

Alabanza: El Nos Ama, CD’Clario –http://www.youtube.com/watch?v=Ko7C6T3ZQ4M

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2017 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org -Originalmente publicado 7-6-13