Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley“. (Josué 1:8a)

Parece mentira que hace poco terminó el año escolar y ya es tiempo de volver a clases. Parece que fue ayer que cambiando nuestra rutina regular, guardamos los libros, uniformes y útiles escolares, y los pusimos en último plano mientras nos preparábamos para descansar, salir de vacaciones y divertirnos en familia. ¡Que maravilla!

Mas, durante todo ese tiempo… ¿Dónde estuvo “tu Libro”? ¿En que plano lo situaste?

De todos los libros existe uno que “nunca” debemos guardar ni darle vacaciones; la Biblia. Este es el único que no importando nuestra edad, circunstancia, crecimiento u ocupación, no debemos dejar de leer diariamente.

Ahora al concluir las vacaciones, los uniformes y libros están de nuevo en primer plano y listos para emprender el nuevo año escolar. Así también es tiempo de regresar “al Llibro” y volverlo a estudiar. Si “tu Libro” estuvo de vacaciones y lo guardaste junto con los libros escolares, o por los afanes, contrariedades, o el motivo que sea, es tiempo ya de “sacar el Libro, abrir el Libro, leer el Libro, atender al Libro, entender el Libro y obedecer el Libro”. Es tiempo de desempolvarlo y darle un lugar de prioridad permanente en nuestras vidas.

Amada, ¿Que esperas? Saca el Libro; la Biblia. ¡Es tiempo de volver a clases!

Oración: Amado Señor, renueva nuestro amor por “Tu Libro”. Ayúdanos a levantarlo en alto y darle la prioridad que se merece en nuestras vidas. Te encomendamos el nuevo año escolar junto con nuestros hijos. Sobre todo Te rogamos que mientras aprenden, la ciencia no les robe a ellos el amor y la admiración por “Tu Santo Libro”. En el dulce nombre de Cristo, Amén.

Alabanza: Tu Palabra, MGándara – http://www.youtube.com/watch?v=KdYB0GkUR0M

Violeta Guerra para Maestras del Bien ©2017 Derechos reservados www.maestrasdelbien.org -Publicado originalmente 8-19-13