Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado (1...
"Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose dijo: Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude". (Lucas 10:40) Es difícil hablar de Marta sin hablar de María y viceversa. Ambas...
“Por cierto tu malicia es grande, y tus maldades no tienen fin”. (Job 22:5) Si nosotras pudiéramos ver el pecado con los mismos ojos con que Dios lo ve, los senderos por los que transitamos fueran completamente diferentes. Vivimos en una época donde...
“No te escondas de mí; no rechaces, en tu enojo, a este siervo tuyo, porque tú has sido mi ayuda. No me desampares ni me abandones, Dios de mi salvación. Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me...
“Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento” (Mateo 14:32). La situación de los discípulos era, humanamente hablando, comprometida. Habían salido del lugar donde estuvieron con Jesús y, por Su indicación navegaban atravesando el Mar de Galilea....

¡Siguenos!

599,714FansMe gusta
45,695SeguidoresSeguir
6,130SeguidoresSeguir
385SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -